Contratar a salir con mi hija

Prima con derecho vuelve mi primer viaje fuera del país un infi*rno.

2020.10.22 01:33 SolHyee Prima con derecho vuelve mi primer viaje fuera del país un infi*rno.

Me disculpo si esto termina siendo un poco (o muy largo).
Bueno, para entrar poco en contexto, todo esto sucedió hace un año durante mi primer viaje fuera del país, no iba con mis padres, sólo con mi prima, dos de sus amigas del trabajo y ambos esposos, debo aclarar que mi prima realmente no es una Karen todo el tiempo, sin embargo desde hace unos años sus estados Karenescos se hacen cada vez más frecuentes, antes ella era la persona de mi familia a la que le tenía más confianza pero poco a poco se volvió más egoísta y muy de "el mundo gira a mi alrededor", otro punto importante es que ella es mayor que yo como por 20 años, y ella había viajado muchas veces al lugar al que íbamos.
Elenco : Yo (yo), PM (prima con derecho) A1 (amiga 1).
Las otras personas que nos acompañaban no participan en la parte que estoy contando así que nos los agregué.
Para empezar el viaje fué un asco (autobús de m*erda que terminó cobrando más al final, se pinchó una llanta, muchas Karen's).
Llegamos el día previsto pero con retraso (más de 15 horas de viaje), fuimos al hotel, nos registramos, descansamos un poco y nos bañamos para ir a comer y luego a comprar (importante, no fuimos para vacacionar ni nada, cada quien iba con un objetivo distinto de conseguir algo importante), otro dato es que PD había decidido que ella iba a pagar por mi comida durante esos tres días porque yo no tenía tanto dinero (cosa que aclaro le dije desde el principio y razón por la que casi no me voy con ella, esto fué algo que ella decidió, nadie la presionó y muchas veces le pregunté si estaba segura, incluso antes abordar porque no tenía problema en no ir).
La primera red flag llegó cuando ella eligió cada cosa que iba a comer tomar para el desayuno, no exactamente barato, yo le dije que podía ir por otra cosa pero era insistió y okey, hasta que sucedió lo inevitable.
PD:Oye...¿por que no estás pagando?.
Yo estaba como wtf??
PD: No viniste aquí a robar, esos no son los modales que tus papás te enseñaron...(y bla bla bla)
Pagué agradeciéndole a dios que no era tan costoso como pensaba, mientras ella me daba un sermón de 10 minutos sobre no robar ni aprovecharme de los demás, me enojé pero supuse que quizás con lo de pagar mi comida se refería sólo al almuerzo (cosa que no tenía sentido porque me dijo más de seis veces que me pagaría las tres comidas y que no tenía que preocuparme pero bueno, no me iba a poner exigente), bien, lo dejo pasar y casi me olvido de ello cuando llega la segunda red flag.
PD: ¡¿QUÉ HACES?! (me gritó y yo me asusté y miré a todos lados pensando que alguien trataba de robarme o que se yo hasta que se me acerca como endemoniada) ¿POR QUÉ TE ALEJAS ASÍ?
Oh, claro, ya entendía pensé, mis padres le habían dicho que tenía que cuidarme así que ella estaba preocupada de perderme, me disculpé (aunque solo estaba a diez pasos de ella) pero su cara se puso rojo brillante cuando le dije que iría comprar lo de la lista en tal tienda.
PD: ¿Cómo te atreves?..tú eres tan egoísta.
Yo: perdón..¿qué?.
PD: NO PUEDES COMPRAR PRIMERO QUE YO, yo te traje a este viaje.
¿Perdón?, ok, aquí ya vi que el viaje iba a ser un p*to infierno. Bien, lo dejo pasar, vamos a 15 tiendas de ropa donde no compra absolutamente nada luego de probarse como 100 prendas diferentes, ella tenía una lista con cosas urgentes para nuestra abuela, su mamá (mi tía) y su hija (mi prima segunda), está lista la hizo su mamá y yo tenía la mía que la hice yo con cosas que mi mamá y papá necesitaban.
En fin, llega el día de irnos, eran como 4 horas antes y teníamos que llevar nuestras cosas del hotel a donde estaba el bus (nuestro hotel quedaba muy lejos) así que teníamos que caminar, yo, que había logrado comprar casi todo de la lista escapandome brevemente mientras PD se probaba sus cosas iba con dos bolsas llenas y algo pesadas, mi prima por el contrario, llevaba sólo un cochecito para su hija y otra cosa que no recuerdo (literal cero cosas de la lista de ella), de hecho yo había comprado la medicina para mi abuela. Aún así como ella es la reina del universo no estaba "hecha para llevar cosas tan pesadas" así que literal le pagó a alguien para que llevara sus cosas señor que iba a una velocidad cosiderable porque no había nada pesado y ella con miedo de que le robaran (por eso no debes contratar a extraños por la calle) corrió detrás de él, olvidándose de mi.
En este punto había una multitud increíble, era un lunes e íbamos a una zona donde no sólo se estaciona nuestro autobús si no muchos más incluso taxis a esperar pasajeros, bien, yo no podía correr mucho, no tenía casi energía porque a penas había comida algo desde el desayuno del primer día (adivinen quién no me pagó absolutamente ninguna comida?) así que a pesar de que traté de alcanzarla simplemente vi como poco a poco su cabeza se alejaba para posteriormente perderse y ya no verla más.
Y así fué como me quedé a vivir bajo un puente en otro país. Fin.
Ok no.
Ya simplemente dejé de correr, y seguí caminando a paso normal, algo asustada porque el grupo se había separado y sólo nos vimos antes de salir del hotel para hacer compras de último minuto, pienso y pienso en que hacer, hasta que una voz me llama.
A1: Heyyy inserte nombre.
Me volteo y ahí está ella, A1 venía sola, agotada y derritiendose detrás de mi, (es una señora de unos 60 años con sobrepeso pero muy amable aunque algo peleona). La ayudo con algunas de sus cosas y ella me cuenta que su esposo se había separado de ella en el camino así que estábamos las dos solas, afortunadamente ella conocía bien el camino y no nos costó llegar, cansada y enojada busco a mi prima.
Casi quise golpearla cuando entro al m*ldito autobús y ella estaba sentada tranquilamente hablando por el teléfono con mi mamá, obviamente, mintiendole.
PD: Dios (voz aguda y chillona) ella se perdió, le dije que no se fuera pero simplemente corrió, si si, se porto super mal, me faltó el respeto y fué muy grosera, luego me dijo que..(la interrumpo y le arrebato el teléfono)
Ella pasa de sorprendida a pálida en cinco segundos.
Yo: Mamá, PD, me dejó sola porque se fué corriendo detrás de un señor al que le pagó para que le llevara su estúpido cochecito de plástico barato que debe pesar menos que tus gotas de los ojos, ni volteó a verme aunque grité por ella, gracias a A1 logré llegar sin problemas, por cierto, ¿recuerdas lo que ella te dijo respecto a mi comida?, que no te preocuparas y que ella iba a encargarse de que estuviera bien alimentada? (Si, eso le dijo).
Yo: Pues bueno, espero que ella te explique porqué no lo hizo y porque lo único que he estado comiendo después del desayuno del primer día sólo ha sido agua y unas barritas de proteínas baratas. (Colgué y esta me grita de loca para abajo, literalmente tuvieron que acercarse el chófer y su ayudante para ver si necesitaba ayuda)
Luego de paso, mientras dormía, tomó sin mi consentimiento lo poco de dinero que me había sobrado (no era casi nada, pero era mío) para comprarle a un vendedor ambulante durante una parada dulces y agua para ella, literalmente ella tenía su p*to dinero casi intacto y su respuesta cuando la interrogué sobre eso fué "Deberías aprender a compartir, ni que pudieras comprarte algo con tan poco dinero".
Igual le terminé quitando los dulces que quedaban cuando ella estaba dormida, me formó tremendo problema pero se quedó callada cuando su mamá y la mía casi le caen a p*tazos al recogernos, su mamá por no haber comprado nada de la lista y la mía por perderme y no estar pendiente de mi salud. También tuvo una diarrea explosiva por tres semanas por una hamburguesa que se comió antes de nuestro viaje de regreso.
A eso le llamo Karma.
Omití muchas otras cosas que pasaron con ella porque esto se volvería aún más largo pero en general así de infernal fué mi viaje con mi prima con derecho Karen, no viajen con gente así.
submitted by SolHyee to padresconderecho [link] [comments]


2020.05.12 10:12 Andres205 Lo que pudo haber sido Spiderman de Tobey Maguire.

Y si le hubieran dado total controlo a Sam Raimi para las películas de Spider-Man. Hola soy Andres y esta es mi teoría sobre Spider-Man:
Todo comenzaría en Spider-Man 2 después de que Harry encuentra la guarida de su padre Norman, y obtendría su propia película llamada "El Nuevo Duende Verde. Ahora el sabiendo la verdad, se pondría furioso, buscaría la pistola de su padre e iría a la casa de Peter a matarlo, la pelea sería muy dispareja a favor de Peter el solo intentaba no herir a su amigo, las balas que se dispararon fueron esquivadas por Peter y su sentido arácnido, Peter contendría a Harry con sus sabanas, lo ataría y poniéndose el traje intentaría llevar a su amigo lejos de los policías que vinieron por los disparos, Harry se libera utilizando un cuchillo que encontró en la pelea, se cae y es salvado en el último segundo por Spider-Man con algunas heridas, se escabulliría por un callejón, regresando a casa se propondría a usar la fórmula de su padre, él no es un científico así que contrata a algunos para que lo ayuden, estos le dicen que la formula no es segura así que la modifican para él, con nueva fórmula este iría nuevamente a pelear contra Peter. La batalla sea mucho más pareja Harry con su nuevo arsenal y con nuevos poderes pelearían por toda la ciudad haciendo un desmadre una piedra cae y ¡¡¡Hey Stan Lee!!! salva a una niña de ser aplastada, la pelea termina con los dos débiles, pero que Peter gana por mucho la nueva fórmula era mucho inferior en fuerza que la original, Harry logra escapar y Peter está muy cansado y aunque lo intenta no logra alcanzarlo. Harry llega a casa y se encuentra con su querido mayordomo en el suelo, con su nuevo planeador lo lleva al hospital
rápidamente es atendido y se queda afuera en la sala de espera por no ser un familiar.
William Baker: Perdone señor Osborn.
El Hombre le pide a Harry que le podría dar dinero un trabajo para pagar las cirugías de su hija, Harry dice que lo tendrá en cuenta. Una enfermera se acerca a Harry y le explica la muerte de Bernard, Harry culpa a Peter por la muerte de su padre y ahora se culpa por no ser lo suficientemente fuerte para ser vencido a Spiderman más rápido. Con Furia y un nuevo plan más complejo digno de un maestro planificador, este iría primero a contratar un maleante dándole un traje que genera vibraciones de choque y hasta le inyecta un pequeña dosis de su suero, Spider-Man Vs Shocker Papu, mientras se trascurría esa historia Harry captura a MJ y la lleva al departamento de Peter crea un en el edificio mientras habla con MJ, esta lo golpea intentando liberarse ya es basta de gritos Harry solo se ríe y admite que MJ ya no es una niña asustada. Spider-Man gana la batalla contra Shocker y regresa a su casa en eso ve el incendio y se apura, al regresar ve MJ atada y amordazada, Peter intenta rescatarla mientras ella intenta decir algo, Harry golpea a Peter por la espalda y una nueva batalla empieza la pelea definitiva de la película, parece que Harry está muy confiado, y es porque el escondió una bomba en el edificio y si el no gana no importa porque solo debe distraer a Peter hasta que estalle la bomba, Peter le cosquillea su sentido arácnido y parece que logra descifrar el verdadero plan de Harry "El Plan B de Bomba" Peter se apura en vencer a Harry, logra sacarlo a él y a Mi antes de que explote la bomba, todos a salvo no pero espeto por la hija del casero que no logro salir a tiempo :,(. Harry se vuelve a escapar en la distracción de la explosión, Harry en casa estaría creado un plan más suculento, un Plan que lo involucran a él y a 5 miembros más, y el primero en ser reclutado para ser parte de este grupo es William Baker. Que en un experimento para generar una armadura que estaría pegada a la piel y hacer huesos más densos los usos, este se convertiría en arena, si amigos se convertiría en SandMan.
Gracias por leer, y espero que Logan Lo Publique en su canal. Adiós :)
submitted by Andres205 to u/Andres205 [link] [comments]


2020.04.14 07:37 el_tarolas Fui funcionario público y terminé dándole trabajo a una porquería de persona

Nací en una pequeña ranchería al norte del país cercana al municipio de Zuazua NL, por supuesto en la pobreza, tuve una infancia llena de carencias de todo tipo. Éramos la típica familia de pueblo numerosa, que se va desquebrajando con la inevitable migración a los EU, como decimos acá, a los “yunaited”, me tocó ser el más chico de mi familia, mis hermanos varones al cumplir los 16 todos se fueron yendo de braseros, de algunos no tuvimos noticia en años. Al ser el hermano varón más chico me quedé solo con mis hermanas, con la responsabilidad implícita de quedarme al cuidado de mis hermanas y ser el futuro sustento de mis viejos que, para la época, ya las fuerzas y la salud se les iban depauperando. No me quedó de otra que hacer lazos fraternales con los primos, de entre todos, entablé especial relación con el primo chistoso, ese vato siempre andaba jugándole bromas a la gente del pueblo, nos conocían como viruta y capulina, porque mi primo era gordo y yo muy flaco, de él aprendí a ser una persona extrovertida y dicharachera, empecé a agarrarle al gusto a tomar la palabra y hablar. Conforme fuimos creciendo, siempre éramos los primos invitados a las fiestas, porque juntos armábamos el cotorreo, alegrábamos a la gente con nuestras bromas, historias y anécdotas de la infancia que eran muchas, y que conforme pasaba el tiempo, le íbamos agregando detalles, muchas veces ciertos, muchas veces inventados como para ponerles más dramatismo, porque como dice el dicho: “Chingue a su madre el que no le aumente”.
Conforme pasaron los años, la ranchería fue creciendo, lentamente, pero crecía. Dejamos de ser niños, y comenzaron las responsabilidades, yo tuve que ayudarle cada vez más a mi viejo padre con el pequeño rancho y los pocos animales que teníamos, no me quedó de otra, tuve que dejar la preparatoria, mis sueño era llegar a ser licenciado, por aquellos tiempos, no usábamos el término “abogado”, eras licenciado, y eso ya te aseguraba ser alguien exitoso, soñaba con que un día me dijeran -Buenas tardes Licenciado, ¿Cómo está usted señor Licenciado?-. Llegaron las novias, y con ello las ganas de tener algo más, pero no podía irme a Monterrey a estudiar una carrera, o irme a los EU y dejar a mis padres y hermanas. Por la falta de oportunidades en el pueblo, mi primo decidió fugarse con la novia y mudarse a Monterrey donde supuestamente ya tenía un trabajo asegurado en una fábrica de hielo, a pesar de que casi me convence de irme con él a Monterrey, no pude dejar a mis padres, no tuve la fuerza. Me quedé solo.
Cumplí 35 años, casado, 3 hijos, hacía 10 que había enterrado a mi padre. Con mucho trabajo y un poco de suerte, y gracias a que al quedarme solo sin mi primo, yo tomé su lugar y fui lo que podría decir, el alma del pueblo, era amigo de prácticamente todo el pueblo, todos me conocían, y nunca faltaba quien me frecuentara para platicar, bromear, eso me abrió la puerta para relacionarme y ganarme la confianza de la gente, podría decir que fueron años muy buenos, aunque no era rico, vivía muy a gusto, podría decir que estaba agusto con lo que tenía y con lo que pasaba, hasta podría decir que era feliz.
No duró mucho, un día cayó una inhóspita helada, perdimos todas las cosechas, murieron casi todos los animales, me quedé otra vez sin nada, perdido, sin esperanzas, con una esposa, 3 hijos, y una madre vieja y enferma. Harto y desesperado por la situación fui a buscar el regidor del pueblo en busca de apoyo, crédito, trabajo, lo que fuera, no encontré nada de eso. El regidor al verme desesperado me invitó a comer a la cantina del pueblo, en sus palabras no encontré aliento, esperanza, ni mucho menos el trabajo o dinero que tanto necesitaba, pero si me di cuenta de algo, algo que cambió el rumbo de mi vida, me di cuenta que no se necesitaba mucho para tener un cargo en el municipio como funcionario, tan solo se necesitaba algo de popularidad y la simpatía de los habitantes del pueblo, dos cosas que yo ya tenía. Se aproximaban las elecciones para alcalde del pueblo.
En pocos días serían los XV de una de las hijas del cacique del pueblo con quien yo llevaba mucha amistad y relación, sabía que la fiesta iba a ser en grande. Le llamé a mi primo de Monterrey, que para entonces después de la fábrica de hielo y mucho otros empleos, junto con su esposa se dedicaron a organizar todo tipo de fiestas y eventos, en donde además, si el evento lo requería, él fungía como payaso, tenía el talento natural. Le hablé de la fiesta de los XV años y de mis intenciones de lanzarme como candidato, la fiesta para mi, era el foro perfecto para destapar mi candidatura, sabía que don “Cacique”, había contratado camarógrafo, carroza, el casino grande del pueblo. Le propuse a don Cacique contratar los servicios de mi primo con un excelente descuento en el precio con la condición que me prestara a su camarógrafo y me dejara hacer un video para promocionarme, aceptó sin preguntar, era la oportunidad perfecta.
Tres horas antes de la fiesta, ya estábamos listos con el camarógrafo, dos días antes escribí y preparé un discurso de una cuartilla que a mi me pareció muy adecuado. Aunque sabía hablar y relacionarme con la gente, al verme frente a una cámara me quedé tieso, sudaba, las manos tiesas en la cintura, mi primo se cagaba de risa. Entre la gente que trabajaba con mi primo, iba un muchacho joven, estudiante, de entre unos 20 a 21 años de edad, se me quedaba viendo muy serio, como con ganas de decirme algo, de corregirme, pero no se animaba, yo desesperado sabiendo que la cosa iba mal y que ya nos quedaba muy poco tiempo antes de que empezara la fiesta, le dije -a ver tú muchacho: ¿cómo se te hace esto?- Entre dubitativo, comenzó a hablar de esto, aquello, poco a poco fue agarrando confianza y empezó a darme consejos, agarró mi discurso, que yo ya había repetido varías veces, le quitó muchas cosas haciéndolo más corto, me señaló la posición de mis manos, que yo ni siquiera había notado que las tenía tiesas en la cintura, le pregunté si había estudiado para hacer videos o que onda?, entre los risas de todos, me contestó que no, pero que si sabía moverle, -estos muchachitos siempre le saben a eso de las computadoras- pensé. Reconocí que el muchacho tenía un talento, aún no estaba seguro para qué, pero algo tenía ese muchacho. Le propuse que me ayudara con la edición del video, dadas mis circunstancias no podía pagarle, pero le dije: -Mira muchacho, no puedo pagarte, porque como verás, todo esto es prestado, no tengo dinero, pero si ganó, muchacho, ya verás que buscaré en donde acomodarte, conmigo tendrás un trabajo seguro-. Por supuesto no me creyó, me hizo el gesto de: -aah siimón-, mi primo notó su reacción y como era su patrón le dijo: Ayúdale wey, no seas mamón. Aceptó más por la presión de mi primo, que por mi promesa de conseguirle un trabajo.
Gané la elección, como todo nuevo funcionario, tenía muchas ideas, muchas propuestas de mejora para el pueblo que parecía que todo iba a cambiar, la gente estaba conmigo, también ilusionada, sabían que podían confiar en mi, que no los iba a robar como todos, que nos los iba a defraudar, mi primera acción: revisar las arcas y los presupuestos del pueblo, mi primera decepción. Mi sueldo si bien no sería la gran cosa, me permitiría salir del hoyo económico en el que estaba, significaría también asegurar poderle darle la atención médica a mi madre en Monterrey, y así sin querer, sin siquiera darme cuenta, ese fue el comienzo de los abusos de confianza y de poder que con el tiempo fueron el denominador de mi gestión.
Mañana la segunda parte….
submitted by el_tarolas to mexico [link] [comments]


2016.03.21 11:42 EDUARDOMOLINA De periodistas, policías, putas… y jueces.- Jesús Cacho.- vozpopuli.com

http://vozpopuli.com/analisis/78083-de-periodistas-policias-putas-y-jueces
"Las tres “Pes”, periodistas, policías y putas, tres oficios cabrones moviéndose a menudo, particularmente en el viejo y bohemio mundo del periodismo de sucesos [vean la nueva serie televisiva “El Caso”] en el filo de la navaja, en ese espacio lleno de sombras lindero con la transgresión de la ley.
En la atmósfera de una España incapaz de dotarse de nuevo Gobierno, cansada del aluvión diario de frases vacías de la casta política, inerme ante asuntos de tanto calado como el envite separatista catalán, dolorida por la secuencia de paro y bajos salarios que sufren tantas familias, acaba de tener lugar un acontecimiento que, tronco de potentes ramas, es claro exponente de las miserias, tantas veces cantadas, de un régimen que ha llegado hasta aquí casi arrastrándose. Se trata de un caso que muestra en su desnudez los males que aquejan a la Justicia, la existencia de un poder policial paralelo en las cloacas del Estado, las miserias de un oficio, el periodismo, muy venido a menos, y los riesgos que acechan la travesía de los nuevos Reyes, cuya figura impoluta acaba de sufrir el primer lamparón grave. Jueces, policías, periodistas y reyes. Faltan las putas, quizá el único oficio noble en esta farsa.
La titular del juzgado de instrucción nº 39 de Madrid ha decidido dar carpetazo a la causa abierta contra el empresario Javier López Madrid (JLM), a resultas de una denuncia presentada contra él por la médico Elisa Pinto por supuesto acoso sexual, amenazas y agresiones. Todo apunta a que JLM y la doctora, que durante años había atendido como dermatóloga a la familia del ricohome, intimaron más allá de lo que podría ser considerado normal hasta que, llegado el momento, la doctora decidió cortar por lo sano. Ahí hubiera terminado el roce si nuestro hombre, poco acostumbrado a recibir negativas, no se hubiera rebelado contra tal decisión. JLM, cuya arquitectura embutida en elegante chaqué ha figurado con reiteración entre el glamuroso grupo de amigos de Felipe de Borbón en la bodas y bautizos reales, es lo que coloquialmente se conoce como un “poderoso”: casado con Silvia Villar Mir, hija del dueño del grupo OHL, Javier es, en definición de sus amigos, “un niño hiperactivo”, inteligente en apariencia, que no puede quedarse quieto ni cuando le convendría estarlo, con un afán de protagonismo que raya en lo enfermizo, un ansia loca de llamar la atención, y un irrefrenable instinto depredador cuando en su camino se cruza una señora bien vestida calzando zapato de aguja. Su suegro, cruel a la hora de opinar sobre un yerno al que siempre ha vetado la primera línea ejecutiva de sus empresas, le ha defendido ahora con determinación, tal vez por hacer honor a esa hija que, en medio de la tempestad, se ha mantenido inquebrantablemente fiel a su marido.
Todo hubiera quedado reducido a una querella judicial más si a JLM no se le hubiera ocurrido contratar los servicios -siempre supuestamente- del famoso comisario José Manuel Villarejo.
Estaba claro quién iba a salir ganador de la batalla entre el ricachón con aldabas y la doctora anónima. Todo hubiera quedado reducido a una querella judicial más si a JLM, que a su vez interpuso querella contra la doctora por supuesto acoso en el juzgado nº 25 de Madrid, no se le hubiera ocurrido contratar los servicios –siempre supuestamente- de un policía tan significado como el comisario José Manuel Villarejo, más conocido como Pepe Villarejo, el cual le fue presentado por Francisco Granados, hoy en prisión en su condición de cabecilla de la trama Púnica. Conviene advertir al lector de la imposibilidad de intentar siquiera, en el corto espacio de este relato, una aproximación a los mil avatares de una historia que daría para varios best sellers. Sirva, empero, como muestra, el episodio de los dos apuñalamientos sufridos por la doctora y denunciados en la Comisaría de Chamartín (Madrid). Los policías que, en el segundo de ellos, acudieron al escenario de los hechos lo relatan así: “Personados en el lugar, localizan en el interior del vehículo a la víctima, la cual se encuentra en compañía de su hijo menor de edad, del cual no han podido recoger sus datos de identidad debido al estado en el que se encontraba. Los comparecientes observan cómo dicha persona se encuentra con la camisa con restos de sangre, presionando con su brazo una herida abdominal de la cual brota sangre (…) El hijo de la perjudicada, en el interior del vehículo durante los hechos, ha manifestado de forma espontánea a los declarantes que un varón acaba de apuñalar a su madre”.
En la rueda de reconocimiento posterior, la doctora y su hijo habrían identificado al comisario como el supuesto autor de los pinchazos. En la causa figura un aluvión de wasaps y sms supuestamente incriminatorios contra JLM, cuya autoría éste rechaza acusando a la doctora, a la que tilda de “loca”, de haberlos fabricado con intención de perjudicarle. Un caso claro de indefensión de una mujer que, harta del ninguneo sufrido en las comisarías de Policía, se vio obligada a denunciar su caso en el cuartel de la Guardia Civil de Tres Cantos. La presencia de Villarejo en la trama, con todo, ha venido a poner de manifiesto la existencia de las sentinas –cabría decir mejor en las letrinas- del Estado de una serie de policías que, so capa de haberle prestado grandes servicios en asuntos muy sensibles, funcionan de forma autónoma aceptando encargos de particulares –caso de la disputa entre JLM y Pinto- bien remunerados, sin estar sometidos al control de la propia cúpula policial ni de los tribunales. Dos millones es la cifra que supuestamente habría pagado JLM por el “asesoramiento” de Villarejo en el caso. No se conoce la cifra que el comisario y su ayudante pidieron al entonces número dos de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, en la conversación –que grabaron- mantenida en una cafetería del centro de Madrid para ayudarle a librarse del enojoso asunto del ático de Estepona, un caso que hoy tiene a González imputado. Son apenas dos de los muchos “trabajos” prestados por Villarejo y su equipo -policías y abogados a sus órdenes- a banqueros y empresarios de postín.
La fortuna del comisario Villarejo.- El aludido argumenta haberse jugado la vida en operaciones de alto riesgo donde ni el CNI, con quien nunca ha congeniado, era capaz de llegar. Para ello, y con el visto bueno de los sucesivos ministros de Interior –hasta 10 han pasado por la “piedra” de Pepe Villarejo- el policía montó una red de empresas tapadera que le permitiera operar de forma tan anónima como discreta. Con el lodo de esos polvos, Villarejo se ha fabricado una respetable fortuna personal que algunos comisarios, poco amigos del aludido, consideran bien ganada. Javier Ayuso publicó en El País que el citado ha manejado 46 sociedades en los últimos 30 años, siendo propietario de más de una docena con un capital social superior a los 16 millones. El comisario goza hoy de una notable popularidad en los ambientes periodísticos que no sería entendible sin aludir a otra de sus facetas menos conocida pero más sorprendente: su condición de “expendedor” de buena parte de los dossiers que en los últimos tiempos han alfombrado las exclusivas de una serie de notorios periodistas madrileños, tipos brillantes que durante años han abrevado en las aguas ricas en plancton de una “policía patriótica” dispuesta a amargarle la vida a Jordi Pujol, a Artur Mas o a Xavier Trías, entre otros, con informes a menudo de una redacción que roza lo burdo de puro pedestre.
El último traje salido de esa sastrería tiene que ver con el llamado “informe PISA” (Pablo Iglesias S.A.), un texto que, plagado de recortes de prensa y falsamente atribuido a la UDEF, versa sobre la financiación de Podemos y ha sido remitido en última instancia al Tribunal de Cuentas.
La profesión periodística está hoy muy 'malita', casi tanto como la de jueces y policías, por culpa del derrumbe de los estándares éticos Son las miserias de un oficio, el periodístico, que se ha proletarizado por culpa de la crisis, por un lado, y se ha envilecido, por otro, con un sin número de columnistas de postín que al tiempo que se rasgan las vestiduras con la corrupción imperante trabajan de tapadillo para grandes empresas y agencias de comunicación. Una profesión que hoy está muy “malita”, casi tanto como la de jueces y policías, por culpa del derrumbe de unos estándares éticos que ha dejado a las putas convertidas en respetables señoras de compañía. Periodistas, policías y jueces.
Faltan los responsables políticos del escándalo de esos grupos policiales que se mueven en la sombra a su antojo. Falta que el titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, dé a la sociedad española una explicación de lo que está pasando. No lo ha hecho en cuatro años. Dicen que no puede darla, porque las “cloacas” le tienen bien cogido de los compañones en asuntos que tienen que ver con su vieja relación con Pujol. El relato de Ayuso sobre la fortuna del comisario hubiera hecho saltar de su asiento al policía más laureado del mundo en cualquier democracia del mundo. Aquí, ni siquiera su arremetida contra el director general del cuerpo, Ignacio Cosidó, logró movilizar al pío Fernández. Valga, por una vez, el último párrafo de un editorial de El País de marzo de 2015: “La existencia de grupos en la sombra dentro de las fuerzas policiales es motivo de escándalo en otras democracias. La diferencia sustancial es la respuesta de las instituciones.
En un Estado europeo serio se persigue y depura a los policías que actúan por su cuenta o derivan en partidas de la porra. Lo que no puede nunca hacer una democracia es vivir bajo la sospecha de que sus fuerzas policiales actúan fuera de control”.
Fernández Díaz pide calma y dice que todo es cuestión de tiempo: hay que esperar hasta mayo, mes en el que el comisario Villarejo pasará a la condición de jubilado. Así están las cosas. Quien no ha querido esperar ha sido la juez Belén Sánchez, titular del juzgado nº 39, que se ha dado prisa en archivar la causa abierta contra JLM por encontrar “contradictorias” las versiones de la doctora, dando así satisfacción a una fiscalía que hacía tiempo presionaba en tal sentido.
¿Simple cuestión de incompetencia, o de miedo? Los abogados de la dermatóloga han recurrido ya ese archivo, argumentando que “no se puede sobreseer la causa sin haber practicado previamente las diligencias solicitadas”, ello, además, cuando en el juzgado nº 25 sigue abierta la interpuesta por JLM contra la doctora. Hay, sin embargo, algo que ha llamado poderosamente la atención del respetable: la relación causa efecto existente entre la publicación de unos mensajes muy comprometedores de la reina Leticia en apoyo de JLM y el archivo de la causa.
La reina Leticia se mancha las manos.- Porque al culebrón de la juez que archiva, el empresario chulapo, el comisario “malote” y los periodistas de investigación que reciben empaquetada la "mercancía", le faltaba la guinda de los reyes de España entrando en escena en el peor momento posible, cuando Felipe VI se la coge con papel de fumar en la delicada tarea de arbitrar el impasse político que afecta a la nación. Los sms de la reina Leticia al mozo, aparecidos días atrás en eldiario.es, nada tenían que ver con su pelea con la doctora, sino con otras desgracias que aquejan al prenda: su imputación en la trama de corrupción Púnica (financiación ilegal del PP por parte del grupo Villar Mir) y en el caso de las tarjetas black de Caja Madrid, que al muchacho, tan listo, tan audaz, no le ha salido cosa bien en los últimos cien años. El caso es que la reina Leticia se despachó de esta guisa en apoyo del marido de su amiga y compañera de yoga, Silvia Villar Mir: “Te escribí cuando salió el artículo de lo de las tarjetas en la mierda de LOC [el suplemento “La Otra Crónica” del diario El Mundo] y ya sabes lo que pienso, Javier. Sabemos quién eres, sabes quiénes somos. Nos conocemos, nos queremos, nos respetamos. Lo demás, merde. Un beso compi yogui (miss you!!!)”. Un torpedo en plena línea de flotación de La Zarzuela
Demoledor para la imagen de la reina plebeya y, por extensión, para el propio Felipe VI. ¿También le gustan a Leticia los ricos arrogantes? Le hemos tomado la matrícula, Señora. Los nuevos reyes de España han perdido ya la virginidad y empiezan a parecerse un poco al rey emérito, el gran Campechano. Los Dioses quieran que haya sido solo un error de principiantes. La Casa del Rey ha querido marcar distancias (“Esa relación de amistad ya no existe”), exigiendo la renuncia de JLM como miembro del Patronato Princesa de Asturias. Mientras tanto, JLM ha decidido poner tierra por medio: se va a trabajar a Londres, a una de las empresas de su riquísimo suegro. “Mi vida ya no tiene sentido”, asegura, siempre melodramático. Huelga tratar de hallar moraleja a semejante relato, retrato en cuerpo entero de un país donde ni los jueces, ni los policías, ni los periodistas, ni los políticos cumplen con su deber. Esto está podrido de la cruz a la raya. Y la cuestión no es acabar con la austeridad, querido Pedro Sánchez, sino regenerar de arriba abajo un país que simplemente ha dejado de ser decente. Demasiada tarea para voacé, me temo."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]